quinta-feira, 13 de dezembro de 2012

Consejos para el cultivo de hierbas o plantas aromáticas

8 diciembre, 2012


Cuando hablamos de hierbas o plantas aromáticas nos referimos a las plantas que poseen la característica de aromatizar o condimentar los alimentos, mediante la incorporación de sus hojas; con el objetivo de potenciar y resaltar los sabores a nuestros platos.

La historia de las plantas aromáticas está ligada a la de las plantas medicinales. A través de papiros y pinturas murales, los egipcios nos han dejado conocer su interés y su conocimiento desde hace siglos, de las propiedades y beneficios que poseen estas magníficas y adoradas plantas. Griegos y romanos heredaron estos conocimientos, siendo éstos últimos quienes la introdujeron en el norte de Europa.

En la Edad Media, y por ende en los jardines medievales, fueron preservadas y muy cultivadas junto con los árboles frutales,en los monasterios, donde se caracterizaban los jardines de tipo utilitarios y no ornamentales, donde las especies predominantes como lo dice el nombre, tienen un fin, generalmente comestible y medicinal y en menor escala para elaborar tintes.

Con las Cruzadas llegaron nuevas especies procedentes de los países árabes y de Oriente Próximo, enriqueciendo y ampliando la variedad.

En el Renacimiento, con el resurgimiento, la expansión y apertura de las artes, las letras y claro de la jardinería en sí, los jardines del Renacimiento, estas interesantísimas y utilitarias plantas salieron de las huertas monasteriales para ser cultivadas y difundidas en todos los jardines, dándonse así a conocer sus múltiples usos, beneficios y propiedades.

Las hierbas aromáticas son uno de los grupos de plantas más fáciles de cultivar, no solamente porque requieren de poco mantenimiento, siempre y cuando teniendo en claro los requerimientos y necesidades más importantes, sino además, porque son especies que no necesitan de un gran espacio. Son una de las pocas plantas que pueden vivir durante varios años en jardineras sin necesidad de trasplantarlas y en caso que vivamos en departamentos con o sin balcones/terrazas/jardines, perfectamente podamos contar con ellas, en variados tipos de contenedores, canteros, huertas, etc.

Las hierbas o plantas aromáticas se clasifican en:

1- Anuales: duran una estación, como la Albahaca, el Eneldo, el Cilantro, el tomate cherry, etc.

2- Bianuales: duran dos estaciones como el Perejil, dando hojas el 1º año, en el 2º año florecen y dan semillas y luego mueren.

3- Perennes: viven varios años y la mayoría suelen ser arbustivas, leñosas como el Romero-Rosmarinus officinalis o no leñosas, de pequeño porte como la Salvia común-Salvia officinalis o pudiéndolo considerar, según el autor, como un árbol el Laurel- Laurus nobilis.
Principales necesidades de las hierbas aromáticas:

Pleno sol, las especies anuales es recomendable la media sombra de mañana.

Sustrato excelentemente drenado y permeable. No es imprescindible un suelo rico, aunque siempre es preferible un suelo fértil.

Riego lo justo y necesario, Evitar encharcamiento. Las anuales a diferencia de las perennes requieren de un sustrato más húmedo, pero no riego en exceso.

Clima cálido, Proteger del viento y heladas. En zonas de heladas y climas fríos, cultivar en interiores muy iluminados (al lado de una ventana); evitando la calefacción.

También en invernaderos o jardines de invierno.

Seleccionar el tipo de especies a cultivar en un mismo recipiente; no mezclar las anuales y bianuales con las perennes, ya que requieren diferentes grados de humedad en el sustrato y de cantidad de horas de sol.

Las hierbas aromáticas poseen propiedades digestivas, estimulan la secreción de los jugos gástricos y de la bilis.

La Poda en las plantas aromáticas:

Es recomendable podarlas todos los años, al final de la temporada (post floración) para revitalizarlas y evitar que se vuelvan muy leñosas.

Eliminar las flores marchitas.

Las arbustivas según pasen los años, es ideal trasplantarlas a recipientes más grandes, para permitirles un buen desarrollo y no limitarles el crecimiento.

Si bien las hierbas aromáticas no suelen tener plagas típicas, ni ser susceptibles a estas; en caso de padecerlas y aplicar fitoterápicos, es altamente recomendable dejar que pase el período de carencia, es el tiempo desde la última aplicación hasta el momento de consumo. Muy importante en las plantas aromáticas, hortalizas y en los árboles frutales.

Link:

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Postar um comentário